5 de junio de 2012

Cultura Verde: Lavado Ecológico de Cerebro



Todos hablan de la importancia de la ecología, la conservación del Planeta Tierra, y la necesidad de un desarrollo sostenible, especialmente un 5 de junio Día Mundial del Ambiente.

Cada año, esta fecha es referencia de las diferentes maneras que tenemos para apoyar nuestro ecosistema, y son muchos los activistas, organizaciones ambientales, políticos y habitantes en general, que deciden hablar del tema y hacer ciertas recomendaciones, o cambiar sus hábitos por la conservación del ambiente.

Un 5 de junio de 1972, fue decretado por la UNESCO como Día Mundial del Ambiente, y cada año se elige un lema para conmemorar dicha celebración. La edición 2012 está bajo la consigna de "Economía Verde".


¿Qué se esconde tras lo " Verde"?

"Verde" es la expresión de moda para referirse a algo vinculado a la ecología, y la preservación del planeta, pero muchas veces se abusa con éste término.
Hay quienes afirman que se ha desvirtuado un poco el verdadero sentido de las actividades ecológicas, y terminan formando parte de una campaña publicitaria, que vende cualquier cosa, menos la idea de un presente y futuro más amigable con el medio ambiente.

En estos último años, el auge de lo verde, ha dejado de ser una necesidad colectiva, para convertirse en una viralidad que enriquece a las grandes empresas. Todos quieren tener algo ecológico, sin importar si con esto realmente apoyan a la causa, o generan un incremento de desechos, que tristemente empeora la situación.
No nos engañemos, somos unos derrochadores en potencia. Hablamos de la necesidad de ayudar, minimizar el despilfarro, y disminuir nuestra huella ecológica, pero ¿realmente lo estamos logrando?

Comenzando con las grandes industrias y su impacto ambiental, que lejos de contribuir con el medio ambiente, pareciera que sólo están interesados en resolver problemas del presente, empeñando más y más el futuro de un planeta cada día más enrumbado al deterioro total.

Son muchas las campañas de concienzación que se desarrollan a nivel mundial, pero aún así, muchos de esos grandes activistas, caen en el error de lo que tanto tratan de evitar. Por ejemplo, con tantos afiches y volantes para dufundir la información, generan más basura. Abusan con la tela de las miles de bolsas y camisas, y el material de los articulos en pro de la ecología. Se limitan a documentarse un poco, y dan a conocer las bondades de un desarrollo sustantable, pero no se enfocan en un estudio realmente a fondo de todo lo que se esconde tras la consigna "verde", y muchos son los que se enriquecen a costa de los desesperados por hacer algo positivo para contribuir con el Planeta Tierra.




Economía, Industria y Educación Ambiental

Recientemente leí una entrevista realizada a la Presidenta de la Asociación de Economía Ecológica en España, Esther Velázquez Alonso, donde deja claro, que "toda medida económica que se tome tiene repercusiones ambientales".

Seamos sinceros, nada de lo que se fabrica industrialmente, puede ser cien por ciento verde. Es ahí donde entra el lavado ecológico ambiental que pretenden hacernos, al crearnos la fantasía de esa estrategia ecológica. Aprendamos a manejar nuestra economía, a educarnos más, a mejorar los procesos industriales, y hagamos de lo "verde", una acción verdaderamente permanente, y no una estrategia de marketing.

Pero no todo está perdido. Ciertos estudios revelan que la juventud goza de mayor inteligencia ecológica, lo que nos hace reflexionar en la importancia que tiene la educación ambiental desde temprana edad, para crear una base sólida de responsabilidad por un mejor tratamiento a nuestro ecosistema.

Daniel Goleman, psicólogo, periodista y ambientalista americano, nos muestra una herramienta fundamental para determinar que no todo está dicho en desarrollo y economía sustentable. Hay mucha información  filtrada, que debe darse a conocer.

Los invito a leer su más reciente trabajo "Inteligencia Ecológica",  y a descubrir muchas maneras de ver más allá del reciclaje desde casa, la reutilización de las cosas, el ahorro de energía, minimalismo, la idea novedosa de obtener agua potable de las alcantarillas, y la viralidad de lo verde.

"En una era en que los principales actores de todas las industrias y cada vez más consumidores están ejerciendo presión para que todo sea más verde, sería conveniente comprender las repercusiones de mejorar los efectos a todo lo largo de la cadena de suministro, y a través de todo un ciclo de vida de un producto. Verde es un proceso, no un estado; necesitamos pensar en "verde" como verbo, no como adjetivo. El cambio semántico puede ayudarnos a dedicar mayores esfuerzos a "enverdecerlo" todo".

Nadie dijo que los resultados de esa ayuda tienen que ser inmediatos, pero si nos dedicamos a hacer un verdadero aporte al medio ambiente, debemos enfocarnos en algo que supere el momento presente, y dé paso a una generación encaminada a un verdadero desarrollo, y a una realidad ecológica que sí aporte grandes cambios positivos en cada uno de los habitantes de éste hermoso universo, y la única manera de lograrlo, es educándonos.

Reacciones:

9 comentarios:

YorbisFlow dijo...

Ultimo intento de comentar con cuenta de facebook. Es algo incómoda esta publicación porque le da en la herida a muchos adictos al movimiento ambiental que ni saben lo que logran con eso. Hay que aportarle algo al planeta y dejar de abusar tanto con el agua la luz y los recursos pero tambien hay que tener los ojos bien abierto.

Yudith dijo...

Algo tan simple como los deshechos de pilas (baterias), en el hogar se usan a monton, lo interesante es saber que hacer con ellas, donde ponerlas...

Anónimo dijo...

Me da gusto leerte tan decidida a apoyar el activismo ecológico de una forma tan brillante como lo hacen las mujeres dignas y luchadoras de este pais porque aunque si hacemos muchos con ahorrar agua, plantar arboles y reciclar pero no es suficiente y hasta que las grandes empresas capitalistas no comprendan el daño que causan nuestro planeta seguira en deterioro y podremos perderlo todo el dia menos pensado.


Te esperamos en la sala de encuentros culturales y ecológicos donde estaremos impartiendo nuestras acostumbradas charlas. No faltes tenemos el mismo horario.

Todo lo que podamos hacer por el ambiente es recibido y retribuido en dadivas.

FEDEC (Frente Para El Desarrollo Ecológico Y Cultural)

Diang Lugo dijo...

Gracias por el comentario Yorbis. Como dices, es preciso ser más atento a todo lo que se relaciona con la ecología, porque contribuir con el Planeta Tierra es más que que el ahorro de energías. De hecho, es necesario analizar el impacto de lo que consumimos.

Diang Lugo dijo...

Es simple, pero de gran impacto Yudith. Las mismas empresas que las fabrican, deben encargarse de reciclarlas, fíjate en la etiqueta.

Por cierto, lo más recomendable, es comenzar a usar pilas recargables. Son un poquito más costosas, pero duraderas, y hacen menos daño al planeta.

Camino del sur dijo...

Te felicito por estas entradas que buscan crear conciencia, nuestra casa es una y unica debemos amarla, cuidarla y respetarla, creo que los jovenes a veces tienen muchas buenas intenciones pero se quedan en eso, todos eramos seres ecologicos hasta que se invento esta palabra.

Disculpa las faltas estoy con teclado malo.

Abrazos

Pilar

Diang Lugo dijo...

Pilar, estoy de acuerdo con ese comentario. Al parecer el ideal que nos mueve ahora para ayudar al planeta, es esa "buena onda" de la tendencia "verde", y no el hecho de una verdadera responsabilidad, que requiere de pocas cosas, pero de un gran compromiso colectivo.

Susana Veilati dijo...

Si, esto que abordas está muy bien tratado en Inteligencia ecológica, de Daniel Goleman. Este "como sí" de verde agrava el problema porque nos creemos que hacemos algo mientras hacemos bien poco.

Diang Lugo dijo...

Gracias por tu comentario. Sería ideal que todos lográramos actuar de manera inteligente al momento de abordar el tema ecológico, y dejemos de engañarnos con el cuento de la "conciencia ambiental" mientras derrochamos energía y papel, entre otras cosas.