28 de septiembre de 2011

Obtener agua potable de las alcantarillas



Obtener agua potable de las alcantarillas


En pro de la innovación y de una mejor calidad de vida, cada año surgen nuevas ideas. Algunas podrían resultar descabelladas e imposibles de realizar, pero estos tiempos de constante evolución, han dejado claro que la palabra "imposible", poco a poco está desapareciendo de nuestro vocabulario.

En materia ecológica, los avances son evidentes. Especialmente cuando se trata de las grandes industrias y el impacto ambiental. Esto es debido al bombardeo de información que se está difundiendo, lo cual ha permitido que la sociedad adopte nuevos hábitos.

Pero a pesar de esos ajustes y de medidas de reciclaje y concienciación; el derroche sigue latente, y la necesidad de satisfacer la elevada demanda de agua en nuestros hogares, empleos, colegios... ha dado lugar al surgimiento de nuevas ideas ecológicas y ambientales. Una de esas ideas para la conservación del Planeta Tierra, es lograr obtener agua potable de las alcantarillas, lo cual supone un reto revolucionario, que de lograrse aportaría grandes beneficios.




Actualmente las grandes ciudades generan un elevado consumo de agua, por lo tanto, de concretarse esta propuesta, se produciría hasta el 50% del requerimiento estimado para los próximos 50 años.

Sería cuestión de realizar un análisis profundo y determinar si la cura no resulta más cara que la enfermedad.


Ideas de conservación que destruyen al Planeta


Otra idea visionara, es la de utilizar al mar y obtener agua de consumo, pero un estudio reveló que esta medida atenta contra el medioambiente, generando gases que agravan el calentamiento global.

Algunos países poseen plantas desaladoras, que procesan millones de metros cúbicos al día, entre los cuales destacan: Reino Unido, Alemania, España, India,  China y EE.UU.

 



Por su parte, el director del Programa para el Agua Dulce del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), Jamie Pittock, indicó que España es el país que emplea mayor cantidad de agua desalada, destinada al sector agrícola, y que esa es una forma cara y de gran costo energético.

Debemos tomar en cuenta que estas iniciativas son viables para el futuro, pero tenemos el compromiso de evitar el derroche de nuestros recursos y preservar la naturaleza. Existen medidas más económicas y a corto plazo, en la que todos podemos participar.


Analizar el impacto de nuestros actos, proteger los recursos naturales, hacer uso correcto del agua dulce, ahorrar energía, disminuir la cantidad de desechos sólidos, reciclar y reutilizar; son sólo algunas de las medidas que podemos desarrollar, para responder esa interrogante tan elemental.

¡El compromiso es de todos!

Reacciones:

1 comentarios:

David C. dijo...

Que buena idea.