22 de septiembre de 2014

Escribir: Cuando la cantidad hace la calidad




Siempre me ha llamado la atención ese constante e incesante dilema entre calidad y cantidad. Es común encontrar defensores de la calidad, que no dudan en afirmar que “más es mejor”. Otros prefieren lo breve pero con verdadero sentido de genialidad. Dicen que “lo bueno, mejor si poco”.

Cuando se trata de escribir, lo verdaderamente importante es saber utilizar las palabras exactas para expresar una idea. La mayoría prefiere textos puntuales pero enriquecidos de contenido relevante.

Quien se dedique a la escritura o a cualquier oficio que requiera práctica y constancia, sabrá que no siempre menos es más. De eso se trata esta entrada. Hay que desmontar la idea de que a la hora de escribir, la calidad no tiene nada que ver con la cantidad.




¿Menos es más?

De lo bueno puedes obtener siempre lo mejor, pero para ello se necesita constancia. Debes trabajar, pulir esa parte buena para convertirla en algo grandioso. ¿Cómo lo logras si no es practicando?

Seguramente tu profesión al igual que la mía, implica mantenerte inmerso en un mar de letras. Tal vez debas escribir mucho, incluso cuando no estés de ánimo o no se te ocurra absolutamente nada.

Hay días de bloqueo total, de fatiga o de tachaduras sin parar porque no apruebas nada de lo que has escrito, no te convencen las ideas que se te ocurren o te enfocas en la perfección, olvidando que para llegar a ella o al menos estar más cerca, necesitas practicar mucho, escribir hasta el cansancio, crear nuevas historias, salir de la zona de comodidad y abordar temas que no manejes del todo bien o te resulten complicados.



Escribir mucho es la clave para escribir mejor

Paul Auster dijo una vez: “Escribir es una actividad que parezco necesitar para sobrevivir. Me siento muy mal cuando no lo hago. No es que escribir me produzca un gran placer, pero es mucho peor cuando no lo hago”.

Los grandes escritores no siempre escribieron grandes libros. Muchos tuvieron la fortuna de conseguir una joya literaria en su primer intento, pero la mayoría necesitó pasar por un largo proceso creativo de práctica constante hasta llegar a su obra maestra. Algunos, luego de tantas letras, aún van en busca de su mejor texto. La práctica hace al maestro.



El famoso golfista Gary Player, decía que cuando más practicaba, más suerte tenía.
Escribir todos los días aunque sólo sea por simple ocio, te aportará grandes resultados.

Seguramente tienes muchos hábitos, pero escribir unas cuantas cuartillas al día, te vendría muy bien, incluso si prefieres los números. No olvides que la creatividad no tiene hora, ni fecha en el calendario.

Si la cantidad no es sinónimo de calidad, se le ha de parecer, o al menos asegura una mejora con la práctica.


Intenta escribir más, y comprobarás que cada vez lo harás mejor.

¿Cuáles son tu métodos para escribir mejor cada día? ¿Crees que la cantidad sí hace la calidad? Cuéntame más en el apartado de comentarios.

Reacciones:

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Diang Dios te bendiga pasando a saludarte despues de tanto tiempo! Gracias por pasar por Mistusynos. Es mi opinion: Lo que escribimos no mide la cantidad ni la calidad, en cambio la creatividad y el intelecto deberian ir juntos. Cuantas frases cortas encierran una gran cantidad de palabras y cuantas veces escritos extensos para resumir una sola o pocas palabras.

Yahir Flores dijo...

Todo con practica se perfecciona imagino que eso es lo que tratas de decir, y lo comparto porque aunque no soy bueno escribiendo si se que si lo hiciera mas seguido lo haria mejor so toca practicar para mejorar la calidad

Diang Lugo dijo...

Yudith: Gracias a ti por la visita. Sí, cada vez que tengo la oportunidad voy a leer tus escritos. Ciertamente la idea es aprender a decir lo esencial en frases cortas, pero en este caso me estaba refiriendo a la importancia de la práctica, que mientras más nos dediquemos a escribir, al final lo haremos mejor. Saludos.

Diang Lugo dijo...

Yahir: Así es Yahir. Gracias por leerme y comprender el sentido del texto. Estoy segura de que lograrás mejorar con la práctica, así que no dejes de hacerlo.

RECOMENZAR dijo...

es un deleite leerte
Me gustan tus letras

Diang Lugo dijo...

Recomenzar: El deleite es mío, porque me lees. Saludos.