3 de abril de 2014

Hablar o escuchar en los medios… he ahí el dilema



Cada día existen nuevas y mejores maneras de comunicarnos con nuestros clientes, audiencias, seguidores, lectores… Y el dilema se presenta cuando nos repiten una y otra vez que lo que importa es escuchar, que debemos dejar de hablar y centrarnos en atender las inquietudes de nuestro emisor y lo que tiene que decirnos. Pero ¿realmente tiene que ser de esa manera? Es decir, ¿es favorable enfocarnos única y exclusivamente en ser receptores y no convertirnos en accionadores? Hablaremos de eso y más, en esta nueva entrada de Los Desenfocados, orientada a profundizar en lo que ya creemos necesario: En los medios lo que importa, es aportar.

Recientemente he tenido la oportunidad de conversar con diversos especialistas en medios y publicidad, muchos han sido claros en su postura de que lo importante es dedicarnos a nuestros clientes, a escucharlos y trabajar en función de sus necesidades. Hasta ese punto todo va bien, pero para detectar esas inquietudes, es fundamental conocerlos, hablar, aportar, proponer. 

A veces el cliente tiene una idea genial, pero no sabe cómo abordarla y necesita de nuestra participación. Ya basta de actuar como borregos y tener esa mentalidad de vendedor prehistórico, hay que adoptar nuevas posturas en función de lograr los objetivos, que van más allá de concretar una venta, o de captar la atención del usuario. ¡Necesitamos establecer conexión!

Comunicar para conquistar




Todos sabemos que el cliente es prioridad en un negocio, por eso tenemos como norte escuchar a nuestra audiencia, para reconocer lo que precisa, pero también es nuestro deber generar  sugerencias, crear soluciones a problemas que muchas veces ni esa persona había detectado que tenía. Eso es lo que nos convertirá en facilitadores y aliados, no en unos simples vendedores o cazadores de mercado. 

Para vender es obligatorio aprender a conocer al cliente.  


Si queremos conectar y fidelizar, debemos accionar, y eso sólo se consigue hablando, aportando, interactuando.


Existen muchas estrategias para persuadir a la audiencia, seguidores, lectores o posibles clientes, pero la más efectiva es sencilla, nos basta con enfocarnos en comunicar.

¿Eres emisor, receptor o accionador?


Reacciones:

4 comentarios:

Mari-Pi-R dijo...

Escuchar es esencial para poderle ofrecer el producto que necesita ya que muchas veces uno no se sabe expresar.
Saludos y buen trabajo.

Diang Lugo dijo...

¡Exacto! Lo importante de cualquier relación personal, laboral o comercial, es precisamente saber comunicarse. Hay que aprender escuchar y expresarse con claridad.

Un abrazo.

Silvina Soave dijo...

Muy interesante tu blog!Tengo mucho que aprender, así es que por acá me quedo.
Un fuerte brazo y feliz fin de semana!

Diang Lugo dijo...

Silvina: Yo también tengo mucho que aprender, así que por acá te espero para que exista retroalimentación.

Saludos.