12 de julio de 2010

Venezuela, un pais en división


Son muchos los que me han tildado de escuálida (término empleado por Chávez, Presidente de Venezuela, para referirse al sector opositor de su gestión), otros prefieren llamarme chavista, algunos incluso me asocian a la oposición dentro de la revolución o viceversa.


“A veces la política se complica tanto que yo ya no se si soy de los nuestros”. Excelente frase de Pío Cabanillas (1923 – 1991) Político español, a quien incluyo en mi lista de CITAS Y FRASES INGENIOSAS SOBRE POLÍTICA.

El punto es que en materia de opinión sobre los diferentes tópicos que enfocan a la sociedad, especialmente a Venezuela “Territorio de lo posible”, siempre hay mucha tela que cortar, lo cual genera polémica y eso a mi parecer es fantástico.
Pobre de aquellos que no saben sacar buen partido de la crítica y prefieren acabar con todo lo que discrepe de su manera de pensar.

CON CHÁVEZ O CON LA OPOSICIÓN

Chavista y Escuálido, son términos que califican a un simpatizante o a un opositor de una gestión de gobierno, yo por mi parte prefiero simplemente ser tratada como un componente más de este pueblo que está inundado de carencias y necesidades, y aún así de maravillas inexplicables que lo hacen uno de los más hermoso países del mundo.

No tienen idea de lo mucho que detesto esas etiquetas y la molestia que pueden causar a una persona que debido a tal asociación, simplemente es vista como una cifra representativa de los distintos movimientos partidistas que existen en la noción.

¿Qué pasa si soy opositora?

¿Y cuál es el problema si soy del oficialismo?

¿Dejaría de ser persona? ¿Perdería con eso mis derechos?

UN PUNTO DE EQUILIBRIO

No olvidemos nunca que los gobiernos pasan y que los intereses económicos de un grupo, no deben ser los de un pueblo en general que muchas veces sólo es utilizado. Somos venezolanos independientes sin importar la ideología que tengamos y la tolda política que defendamos, pero ante todo, somos seres humanos.

Venezuela es un país maravilloso, con gente amable y trabajadora, siempre dispuesta a compartir y pasarla bien, pero eso sucede hasta que el tema de la política sale a relucir y entonces comienzan los contratiempos. Basta de tantas divisiones.

¿Vale la pena perder a un amigo, hermano o cualquier relación con un conocido sólo por las diferencias ideológicas? Creo que no.

Todos tenemos derecho al libre pensamiento y a inclinarnos por una determinada corriente ideológica, pero pese a nuestras diferencias, tenemos el deber de respetarnos.
Sin importar si soy oficialista o de oposición, me considero una venezolana y con eso me basta para luchar por mi patria, justo ahora, que más lo necesita…

Aprendamos a vivir en armonía, a fortalecer lo positivo y a modificar los aspectos negativos. Mucho de esto puede ser logrado ROMPIENDO ESQUEMAS, CAMBIANDO PARADIGMAS PARA CREAR CONCIENCIA…!!!



Reacciones:

4 comentarios:

Liz dijo...

Interesante este post y la forma de hacer entrar en razon a la gente de que lejos de ser solo chavistas o de oposicion son venezolano y hermanos. asi pasa en muchas partes esa division esta acabando con todos.

Anónimo dijo...

Interesante te doy un 9 porque me gusta darle motivos a la gente para que se esfuerce y asi pronto te lleves el 10. esta muy genial

Sergio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Leniel dijo...

Con tantos problemas que hemos pasado es como para que Venezuela despierte, el 26 de Septiembre se vera cual sera el verdadero futuro del pais.