17 de octubre de 2010

El rescate de 33 mineros

Luego de ser el ojo del mundo, Chile vuelve a su normalidad, la de siempre, especialmente esa en la que unos hombres trabajadores y con pocas oportunidades económicas, lo arriesgan todo por el sustento de su familia.

Ese acontecimiento de los mineros dio la vuelta al mundo y afortunadamente culminó con un final feliz. Pero alguien se ha preguntado, ¿qué sucede con los miles de mineros que no corren con la misma suerte? Con esos hombres luchadores que por ir en busca de un trabajo que les permita salir adelante con sus seres queridos, terminan perdiendo la vida y quedan al olvido sin que nadie lo note.

Tuvo que suceder ese hecho tan preocupante con esos 33 heroicos mineros para que no sólo el pueblo y gobierno de Chile tomara participación, sino que el mundo en general se preocupara por el pavor que día a día vivió ese grupo de hombres, atrapados en esa mina.



SHOW MEDIÁTICO DESDE EL CORAZÓN DE CHILE

Las cosas no suceden por casualidad y esto evidentemente no podía ser la excepción. Nada de esto ocurriría si las empresas a cargo de esa mina, tomaran mayor seriedad al resguardo de sus empleados y si el gobierno se preocupara más por vigilar que esas normativas de seguridad se cumplan.

Lo que no deja de ser incómodo, es la manera tan hipócrita como fue tratado el asunto, especialmente por la prensa, que lejos de informar, cayó en el vil error de animar, ofreciéndole un show mediático a sus espectadores, olvidando que quienes se encontraban atrapados en dicho lugar, no eran precisamente integrantes de algún acostumbrado reality show.

Más de 700 periodistas de 166 medios de comunicación de todas partes del mundo, se juntaron en el campamento Esperanza, donde se esperaba el rescate de los 33 mineros. A ellos se sumaron miles de curiosos.

Y entre tanto circo, lo que comenzó con un hecho preocupante y luego digno de bendición por concretarse el rescate, se convirtió en la burla de todos, empezando por las tantas citas de humor que han recorrido la geografía universal, referentes a la vida personal de Yonni Barrios, uno de los mineros, que luego de ser expuesta ante el mundo entero, dejó de ser personal y ahora todos se creen con derecho a opinar y juzgar.

Cabe destacar que Sebastián Piñera, Presidente de Chile, ahora goza de mayor renombre y todo gracias al temor que tuvieron que padecer estos 33 hombres, que con actitud entusiasta, no se dejaron vencer por la adversidad.

Lamentablemente, sin querer, forman parte del circo que tanto los medios como el sector político, utilizan a su favor.

Esperemos que luego de esto, sean tomados en cuenta por lo que son, miembros de un país valiente y luchador, padres de familia, trabajadores, que se han sacrificado por su nación en más de una ocasión y merecen no sólo resguardo por su integridad física, sino respeto y dignidad.

Reacciones:

4 comentarios:

Noelle Lpz dijo...

Me gusta tu estilo, tienes una manera muy natural de escribir. Te felicito, Un beso

Luis Lara dijo...

No es la primera vez que los medios de comunicacón se aprovechan de situaciones como esas y muchas veces exageran y alarman la situacion y la gente termina desesperada. En mi pais esto ocurre a diario y los medios nos matan mas que la misma delincuencia.

Arte Mistico dijo...

Yo tambien escribi sobre ese tema y aunque es cierto que los medios hicieron un show sobre ese acontecimiento hay que reconocer que gracias a ellos el mundo lo supo y eso ayudo a que la situacion se resolviera pronto. Me gusta tu blog estare visitandolo te invito a leer mi escrito sobre este mismo tema.

ÓNIX dijo...

Ciertamente hay que reconocer la cobertura que los medios de comunicación le dieron a ese acontecimiento, pero es necesario destacar que su influencia no fue del todo positiva, que tienen su cuota de irresponsabilidad en cuanto a la exageración y la manera alegre que emplearon para más que informar, animarnos los pormenores de ese hecho que merecía total seriedad y cooperación.

Algunos lo tomaron como una burla y se prestaron para difundir _de la peor manera_,a nivel mundial,ciertas situaciones.

Quienes nos desarrollamos en el ambiente de los medios, tenemos que evitar caer en ese show comunicacional y mostrar verdadera responsabilidad.

Lo importante es que gracias a dios esos 33 mineros fueron rescatados, esperando que tanto ellos, como su familia, logren recuperar sus vidas y que estos acontecimientos den pie a que los políticos y empresarios aprendan la lección, siendo capaces de tomar mayores medidas de seguridad para el resguardo de sus empleados.
***********************************

Gracias por sus comentarios, que le dan vida a mi blog. Saludos.